DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

martes, 2 de octubre de 2012

Carta al Rey ante la crisis

Querido rey de España, tú que riges nuestros ejércitos, firmas las leyes españolas e influyes con tus cartas sobre la política nacional, quisiera pedir lo siguiente para que la crisis económica mengüe y así los peninsulares tengamos suficientes ingresos para consumir en lo que necesitamos. Primero eliminar los sueldos vitalicios, seguros y dietas de los altos cargos políticos, me dicen que estos grandes sueldos sin trabajar son para que el gobierno saliente no esté tentado de pasar información privilegiada a empresas y financieras, algo que presupone por defecto que ya son corruptos. Segundo, el Senado que tan caro nos resulta y que duplica funciones del Congreso, sea eliminado para ahorrar más dinero a las familias españolas. Tercero, que la banca no pueda invertir en bolsa, ni en especulación, ni en alcohol, ni drogas, ni tabaco, que sólo lo pueda hacer en bienes productivos que generen puestos de trabajo, sobretodo en sectores de alto valor añadido como son las nuevas tecnologías y la informática tal como hizo Alemania en su momento siendo ahora el motor de la UE y quien gobierna a nuestro gobierno. Cuarto, que los presupuestos en educación, sanidad e investigación tengan prioridad sobre defensa, seguridad del Gobierno y policía, es mucho más importante alguien bien formado con iniciativas propias que unos individuos bajo ordenanza, los primeros impulsan el país, los segundos sólo cumplen órdenes. Quinto, que en educación se vuelva a potenciar la cultura del deber y del esfuerzo que desapareció con la reforma educativa que primó el trabajo fácil con baja formación a la competitividad que necesita esfuerzo individual. En España se busca mucha mano de obra barata sin apenas formación y en Alemania todo lo contrario, aquí mucha construcción para paletos y en Alemania mucho valor añadido para doctos. Sexto, que el Gobierno esté formado por los mejores y no por mediocres idealistas que tras trepar en la escala de su partido han llegado a altos cargos sin competencia ni títulos universitarios probados para ello. Séptimo, que todas las campañas electorales sean sin carteles, sin publicidad y sin grandes arengas, todo por televisión pública e Internet que ya lo pagamos todos. Octavo, que todos los políticos, y para dar ejemplo, nada de coches oficiales tipo Audi, ni seguros privados, ni colegios elitistas para su prole, simplemente que utilicen los servicios públicos de transporte, sanidad y educación dando lo ahorrado a sus votantes, a los contribuyentes, otros países del norte de Europa así lo hacen y mejor les va que a nosotros. Y por último, que el egoísmo de una minoría con instintos de enriquecerse a costa de los demás no vuelva jamás sobre este país. Por cierto, si tienes el mail de otros paisanos tuyos, los Reyes Magos, diles que lo que predicó Jesús hace dos mil años no ha servido para nada. Feliz Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario