DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

lunes, 15 de septiembre de 2014

¿JESÚS RABINO?

La estancia en Cafarnaum fue descrita en los cuatro evangelios, incluso en el de Juan. La suegra de Pedro tenía casa en Cafarnaum, por lo que la estancia de Jesús y sus discípulos pareció desarrollarse en tal vivienda. Durante su permanencia allí se describen las habilidades de Jesús como sanador algo que lo acerca de nuevo a lo divino: yo soy Yahvé, el que sana (Éxodo 15, 26). Por otro lado, los discípulos llamaban rabino a Jesús, título otorgado a quienes conocían con gran detalle las escrituras y su interpretación. Los rabinos representaban personas doctas que interpretaban la ley mosaica cuya edad superaba los cuarenta en tiempos de Jesús y los setenta mucho más tarde. En este sentido, y en los evangelios, nadie confunde al Nazareno con escribas (Marcos 1, 22) e intérpretes de la Thorá, la enseñanza en hebreo. Él apenas cita las escrituras en sus arengas y cuando lo hace sigue la forma popular y poco precisa de las traducciones que en arameo, targumim, se comentaban las lecturas de las escrituras. La mayoría de galileos no sabían ni leer ni escribir, y ni mucho menos comprender el hebreo, por lo que alguien más versado comentaba a medio traducir las escrituras en arameo durante las celebraciones, de ahí el estilo poco preciso de comentar tales por el Nazareno en los evangelios. Por otra parte, Jesús tampoco mencionó maestros anteriores. Todo en conjunto nos indica que Jesús no era un rabbí como lo entendía la ortodoxia, muy probablemente no sabía ni leer ni escribir. Por dicha razón, y en pasajes posteriores, miembros del Sanedrín pusieron en duda ese título. Dada tal información, deberíamos entender que eran sus discípulos quienes le llamaban rabino sin él realmente serlo. Parece pues claro que los evangelios querían afirmar que Jesús ostentaba un fuerte liderazgo entre su grupo de acólitos. Por un lado con sus probables capacidades sanadoras y por el otro como rabbí para sus discípulos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario