DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

martes, 1 de septiembre de 2015

Rajoy y Cataluña

El presidente del Gobierno de España ha afirmado recientemente que la desunión es un virus para el Reino y que Cataluña está sembrando ese patógeno. Cierto que en esa autonomía los disidentes son muchos pero hay que entender que la Unidad Española es algo paradójico ante los hechos de la historia. Véanse en ese aspecto Gibraltar, el Sáhara Occidental, Filipinas, el Rosellón francés o las antiguas colonias de América latina. Muchos de esos territorios pertenecieron a la unidad española pero fueron entregados a otras soberanías o simplemente abandonados y perdidos. Por otro lado los catalanes independentistas no desean una separación, sino una vecindad con España dentro del marco europeo. La pregunta es si el PP de Rajoy va a facilitar esa amistad con su nuevo vecino europeo. La respuesta resulta obvia, y para ello Rajoy y los suyos sacan la Constitución española como estandarte de la unidad. En ello afirman que el intento catalán está fuera de toda legalidad y por tanto, fuera de todo derecho. La falacia es que legal no significa moral. Hace unos años la homosexualidad en España era ilegal aunque ahora la entendamos como un derecho. Añadamos que la Constitución española rige a una mayoría de españoles que no la votaron a finales de los setenta. Es decir nuestro marco legal fue votado por muchos muertos actuales y no por los jóvenes de hoy en día. La leyes poco reflejan la justicia, y me remito a los tejemanejes del Estado con la banca en este país, a la ley del aborto o a la ley mordaza. Si el único argumento que esgrime Rajoy para atar a los catalanes a la Unidad Española es aquella Constitución nacida poco después del franquismo, me temo que los independentistas poco caso harán a los deseos del PP. Si los catalanes quieren ser nuestros vecinos europeos poco les va a convencer de lo contrario Rajoy con sus amenazas legales o demagogias vacías. Si quieren marcharse los catalanes mejor tenerlos como amigos que como enemigos. La unidad da la fuerza, el ataque del PP la división.

No hay comentarios:

Publicar un comentario