DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

jueves, 29 de junio de 2017

Integrarse o no a Escola Nova 21

Estos días, y en los claustros de muchos centros educativos catalanes, se vota. El tema es si integrarse o no a una red de escuelas que bajo la innovación pedagógica predican el famoso aprender a aprender (Escola Nova 21). Es decir, quien vote a favor de integrarse en esta red, rebajará contenidos a transmitir en pro de habilidades a educar. El Departament d’Ensenyament hace tiempo que persigue la idea de reducir temario para engendrar futuros ciudadano muy competentes en empatía, Internet y sociabilidad, aunque en ello se pierdan conocimientos, memorización y saber científico. Y todo por educar más en habilidades que transmitir conocimientos. Pero la pregunta es, ¿deviene lógico este aprender a aprender? De hecho es como preguntarse ¿qué hay más allá del polo norte? ¿O qué fue antes el huevo o la gallina? Pues ahora muchos profesores deben votar por este aprender a aprender en sus aulas, aunque, ¿qué hay antes de aprender a aprender? Para quien recuerde un poco de filosofía, que en breve desaparecerá, las tres preguntas son un pez que se muerde la cola, técnicamente una tautología. En todo pensamiento circular se mezclan conceptos que son lo mismo, que nos arrastran a un absurdo círculo vicioso y que no conllevan conclusión ni progreso alguno. Huevo y gallina son la misma especie y no hubo el uno antes del otro, en todo caso cabe preguntarse por el primer antepasado ovíparo. Norte y sur dan la vuelta a la misma Tierra ya que esta se asemeja a una esfera. Y finalmente aprender a aprender es una repetición clara y diáfana de lo mismo como que uno es igual a uno, o que usted es usted mismo. Paradójicamente, y dando vueltas a lo mismo, estos días se vota por este aprender a aprender.

jueves, 22 de junio de 2017

Aprender a aprender, ¿una estupidez?


La relación y síntesis entre conceptos es la consecuencia en pensar y estructurar mejor los apuntes, trabajos de curso y respuestas en exámenes. En eso un profesor de Ciencias para el Mundo Contemporáneo retaba a sus bachilleres cada semana con una pregunta enigmática que requería de una correcta relación y síntesis entre varios conceptos impartidos. Preguntas como ¿qué hay más allá del polo norte? ¿qué fue antes el huevo o la gallina? O ¿qué hay hacer antes de aprender a aprender?, escondían todo un corolario de piezas que sin tenerlas en cuenta la respuesta se hacía huidiza. Primero se debía recordar que era una tautología o pensamiento circular, después que la ciencia está llena de preguntas incorrectas e incapaces de saltarse un pez que se muerde la cola al mezclar conceptos que son lo mismo, y finalmente que hay que alejarse del árbol para ver el bosque. La solución residía en plantear una pregunta mejor y de mayor amplitud que el huevo y la gallina, por ejemplo quienes fueron los primeros vertebrados en reproducirse por huevos, algo que daba con el origen del dueto huevo y gallina, los antepasados de los peces. En el caso del más allá del norte se respondía el sur pero, y más allá de éste, otra vez el norte, por tanto había que alejarse del árbol y ver otra vez el bosque planteando una nueva pregunta de mayor calado, ¿por qué norte y sur se enlazaban cíclicamente? La respuesta obvia es que nuestra Tierra se asemeja a una esfera. Y finalmente en el caso qué hay hacer antes de aprender a aprender, sería nuevamente aprender como aprender, algo que nos lleva al absurdo del infinito de aprenderes antes de otros aprenderes.

En resumen, y en cualquier tautología, existen dos conceptos que son lo mismo y que nos arrastran a un absurdo círculo vicioso. Huevo y gallina son la misma especie, sur y norte definen la vuelta a la misma Tierra y aprender a aprender es la más evidente igualdad para cualquier humano sensato. En pedagogía es otra cosa.

miércoles, 21 de junio de 2017

Docents mentiders - vigilants municipals presumpció de veracitat

L’ajuntament de Barcelona vol investir amb el principi d’autoritat, que jutges i policies es guanyen per formació, als vigilants de les zones d’aparcament urbà. L’objectiu és que aquests guardes municipals ostentin la presumpció de veracitat davant qualsevol queixa d’un usuari dels aparcaments públics, és a dir, la paraula del ciutadà no serà creïble si el guarda diu el contrari. El flagrant és que algú qui no ha passat per una formació universitària com els jutges, o per anys d’acadèmia com la policia, se li vol atorgar un poder de la nit al dia. Si ja ha portat cua, i no resolta discussió, la presumpció de veracitat dels docents, per cert cos professional amb molts anys de formació universitària, com de sobte uns guardes municipals l’obtindran per decret de l’ajuntament comtal. No ens estem tornant massa progressistes? O potser ja no cal saber gran cosa per tal manar sobre els altres?

sábado, 17 de junio de 2017

Professores interines embarassades discriminades

El sistema d'ensenyament públic permet que la direcció d'un centre dictamini quins interins romandran a l'institut el proper curs. Aquesta potestat pot fomentar un mal criteri alhora d'escollir aquests interins. Tanmateix, i en el cas d'una mala pràctica, els interins no acostumen a denunciar-ho per por a represàlies. Fa pocs dies el Sindicat Professors de Secundària ha detectat casos de professores interines embarassades que la direcció els ha negat la continuïtat en el centre per al proper curs. Queda clar que estem davant d'una presumpta discriminació laboral per raons de sexe. Es tracta d'una situació que ve donada pel famós Decret de Plantilles del Departament d'Ensenyament que el Sindicat Professors de Secundària té impugnat davant dels Tribunals. Resulta òbvia la manca de sensibilitat d'aquest decret i l'arbitrarietat a què dóna peu. Volem animar les professores interines afectades a denunciar aquestes pràctiques discriminatòries, alhora que seguim demanant la derogació del decret de plantilles.

jueves, 15 de junio de 2017

Oleada de calor escolar, ¿soluciones? Junio 2017.

Ante la oleada de calor que azota la península, más unas aulas que rebasan los 27 grados laborales y algunos alumnos que han sufrido desvanecimiento por todo ello, el Sindicato Profesores de Secundaria cree oportuno proponer lo siguiente. Una posible solución sería cerrar los colegios temporalmente o sólo abrirlos por las mañanas, como ya promueve la escuela intensiva que algunos pretenden eliminar. Pero una tercera opción consistiría en no alargar el horario escolar en junio, como sí algunos sectores sociales presionan verano tras verano. En otro caso, y ante esta calor insoportable, no se está hablando de tener los alumnos en clase sino que el centro los refresque en el patio a modo de casa de colonias, guardería o servicio familiar. Por tanto, y para evitar el colapso térmico de este curso y venideros, el Sindicato Profesores de Secundaria propone reducir las horas de clase en junio por tres razones. La primera es que nuestro país imparte muchas más horas de clase que la media europea. En Estonia y Finlandia, panacea de la educación europea y sin sufrir nuestras oleadas de calor, imparten muchas menos horas de clase durante menos años de escolarización. Es decir, los modelos finlandés y estoniano resultan buenos, bonitos y baratos. Como dicen estos países nuestros estudiantes requieren menos horas de clase y más descansos bajo atención familiar. La segunda razón es que en junio las aulas rebasan con creces los 27 grados legales para un lugar laboral. Y la tercera es que la mayoría de los alumnos problemáticos lo son por falta de dedicación familiar y no por tenerlos más horas asándose en la escuela. En fin, unos piden más horas escolares bajo un junio ardiente mientras otros no dedican las suficientes por una buena educación. En conjunto se trata de una responsabilidad social que la escuela no puede asumir ella sola, y cabe recordar que el sistema educativo incluye el sistema escolar pero debería ir mucho más allá.

lunes, 12 de junio de 2017

Eudald Carbonell mal ejemplo educativo

Ante los sapiens más antiguos hallados recientemente en Jebel Irhoud, Marruecos, el arqueólogo y vicepresidente de la Fundación Atapuerca, Eudald Carbonell, aprovechó para hablar de su yacimiento declarando en prensa algo inaudito, paradójico e imposible. Textualmente dijo, << en la Sima de los Huesos en Atapuerca hemos localizado los antecesores de los neandertales. Podríamos decir que los fósiles de la sima son a los neandertales lo que los fósiles de Jebel Irhoud son a los sapiens >>. Si en Jebel Irhoud son sapiens y nosotros somos sapiens, está claro que somos la misma especie. Pues según Carbonell Homo sapiens es un antepasado de si mismo, o dicho de otra manera, usted es un antepasado de si mismo. Este desliz de lógica afirmado por este singular arqueólogo no es un caso aislado ni educativo de alguien presente en todos nuestros libros de texto escolares. De hecho cada vez que este arqueólogo, Carbonell, opina sobre conceptos biológicos, y fuera de su especialidad, comete flagrantes errores. En la afirmación anterior, y en igual sentido, incurre en otro chasco. Si los humanos hallados en Atapuerca son la misma línea evolutiva de los neandertales y estos se cruzaron con los sapiens , significa, y en biología, que son la misma especie pero con variedades temporales y regionales distintas. Claro está que Carbonell, que no es biólogo, pero lleva tiempo intentando inventarse una nueva especie para los humanos de la Sima de los Huesos y así poder salir de nuevo en los medios. Pero en realidad Carbonell intenta crear especies dudosas para establecer unas antepasadas de otras, algo que la biología evolutiva jamás lo permite. A lo sumo se establece la proximidad evolutiva entre una u otra especie pero no se afirma jamás que una sea la antecesora de otra. Pero para Carbonell los neandertales de la Sima de los Huesos son antepasados de los neandertales. O dicho de otra manera, una especie es antepasada de si misma según el ilustre responsable de los yacimientos de Atapuerca y divulgador científico en libros escolares. ¿Qué tal un poco más de rigor científico y menos ganas de aprovechar cualquier excusa para publicitar su Atapuerca? Sus declaraciones faltas de ciencia, y desde su popularidad humanística, están mancillando al resto de quienes sí trabajan como científicos.

miércoles, 7 de junio de 2017

Homofobia en la educación: ejemplos en Solsona y Lérida

Ante las declaraciones del obispo de Solsona, señor Novell, afirmando que los homosexuales son producto de la falta de un referente paterno, y el caso reciente de un profesor en el Samuel Gili y Gaya de Lleida declarando en sus clases que la homosexualidad es antinatural, cabe denunciar que en nada educan estos personajes públicos. Cabe primero saber qué conoce la Biología y la medicina al respecto y luego enseñar eso mismo en las clases. Convendremos que predicar los prejuicios personales de uno mismo no devienen educación alguna. Además es más antinatural el celibato de los obispos que la sexualidad humana. La ciencia sabe que la homosexualidad no es ni antinatural ni ninguna falta de referente paterno, simplemente es. Subyace en nuestros genes y nada más. Los humanos somos, y con diferencia a la mayoría de mamíferos, muy sexuales, es decir, nos gusta más el sexo de lo que nos imaginamos. A diferencia de la inmensa mayoría de animales nuestro sexo sirve a tres objetivos: proporcionar placer, potenciar los nexos de pareja y permitir la reproducción. En fin que el sexo humano resulta algo muy peculiar, singular y exclusivo. En resumen, podríamos decir que la mayoría de vertebrados practican el sexo sólo para la reproducción. En cambio los humanos lo practicamos por placer y para reforzar el amor, sea heterosexual o homosexual. Todo ello es algo normal, natural y lícito ya que así nos diseñó la evolución biológica. Por tanto, hablar científicamente de sexo con los zagales debe ser algo normal, natural y educativo. Es decir, deben aprender, y a cada edad, la realidad de nuestra condición humana. El amago, la coacción y la represión sí que son actos contranaturales. Por desgracia, y ante la sexualidad humana, muchas culturas la han intentado reprimir bajo terribles consecuencias como la ablación, la homofobia o la pederastia. En clase, y por el bien de nuestro sistema educativo, cabe enseñar verdades y denunciar todos aquellos prejuicios.

jueves, 1 de junio de 2017

Bisbe Novell pensa com un vell

El bisbe de Solsona, el senyor Novell, diu que l’homosexualitat pot ser causada per la manca de la figura masculina en la família, és a dir, si et falta el pare pateixes un elevat risc de tornar-te desviat. Tot i que es va disculpar l'1 de juny de tals declaracions, va mantenir que sota la llibertat d'expressió predicaria aquesta opinió. Cal aclarir que la llibertat d'expressió es basa en les opinions fonamentades en fets reals, no pas en mentides. Els fets els pots negar però no per això desapareixen, la mentida en canvi no troba fets contrastables. I vet aquí que el paradoxal de tot aquest assumpte són dos fets palpables que caldria que respongués el bisbe Novell. La primera que la ciència, i ja fa dècades, va deixar ben clar que l’homosexualitat és un fet de la natura humana i no pas per manca de cap figura masculina, ¿o potser les lesbianes els va faltar una verge Maria? I la segona interpel·lació a aquest bisbe, gens novell en ideologia, és que hi ha molts membres de l’Església que són homosexuals, o fins i tot pedòfils. A aquests quin pare els va mancar ? El celestial ? Prego que el senyor Novell es documenti correctament d'una disciplina que ha creat l'ordinador on ha escrit les seves bajanades, en el mòbil on envia les seves cabòries, i fins i tot en el GPS que no el guia massa bé. Aquesta disciplina s'anomena CIÈNCIA, i una mica de Biologia, Genètica i Medicina il·luminarien a aquest bisbe enclaustrat en els seus prejudicis. La veritat vol poques paraules, la mentida mai no té prou mossèn Novell.

SINDICAT EMBRUTANT PARETS ESCOLARS

El final de curs s’apropa i amb ell les escoles han rebut un gran gruix de papers que empastifen sobretot la sala de professors. És en aquest espai docent on molts sindicats envaeixen les parets amb les seves consignes, crides i convocatòries. Val a dir que alguns d’ells sols pengen i renoven periòdicament dos o tres fulls informatius. Malauradament altres enganxen, enganxen i enganxen omplint la sala de professors amb més i més paperassa. N’hi ha un en concret que de tants papers que escampa, tapa gran part d’altres informacions. La paradoxa ve quan aquest sindicat empaperador és proper a les esquerres, als verds, els fulls també ho són, i proecologista, ¿com s’entén doncs el brutal malbaratament de paper que perpetra? Si tots els sindicats fessin el mateix ja no hi hauria boscos. A més, i sent centres educatius on això es fa, convindrem que no educa massa penjar desordenadament desenes de papers tot tapant altres continguts. Sembla que l’objectiu d’aquest sindicat, i més que informar, sigui fer-se el més vist i popular en detriment dels altres que ho fan bé. És a dir, amb tanta propaganda impresa pretenen fer-se els més coneguts visualment. A més aquest sindicat va signar no fa massa un acord amb Ensenyament tal que els docents fessin una hora més de permanència en el centre. Un docent vol ser defensat i informat, sí, però no molestat ni estafat amb tanta insistència. El Departament d’Ensenyament, l’administració o els centres educatius haurien de denunciar aquesta mala pràctica i propiciar una difusió racional de la informació sindical en els instituts i escoles. Els docents tenen dret a saber, sí, però no a ser empaperats.

ESCOLA SENSE NOTES ? I PER COMPETÈNCIES?

Durant aquest final de curs la consellera d’ensenyament ha anunciat que en el proper es tornarà als butlletins de notes però sense notes. M’explico, enlloc d’indicar qualificacions numèriques de l’1 al 10, el vailet rebrà un informe amb frases on mai s’esmentarà si ha suspès. En certa forma, tot i el vernís d’innovació defensat per la consellera, s’està repetint el passat progressa o no adequadament. El model pedagògic que hi ha darrera tot això és l’anomenat per competències, on ja no s’avaluarà tant matèries i coneixements estudiats sinó més les habilitats demostrades pels infants, és a dir es valorarà més qui sembla que sap aprendre tot i que potser no aprengui gaire. Per tal d’assolir tot això caldrà que els docents treballin més hores, amb més ganes i amb més formació en aquestes teories pedagògiques de l’aprenentatge fàcil, feliç i fugaç. Com a professor durant més de vint anys veig que la història es repeteix un i altre cop. Fa dècades que hi ha uns teòrics de l’educació que dissenyen coses des d’un despatx allunyat de l’aula. Molts d’ells s’entesten a rebaixar més i més els coneixements a exigir assegurant que cal més educar en habilitats i competències. Argumenten que, en la societat del futur, les habilitats serviran més que els coneixements estudiats. El problema és que el futur és incert, ¿o potser la consellera consulta a endevinadors xarlatans més que a professors amb experiència? Potser la consellera vol endegar una gran i creativa revolució pedagògica que caurà majoritàriament sobre els docents però poc sobre l’administració i les famílies. El greu del cas és que sense ensenyar coneixements contrastables, aquests alumnes del demà no podran ser innovadors amb coneixement de causa. La pregunta clau a la consellera és, ¿aquesta revolució garantirà que continuem ensenyant els ja baixos continguts actuals? Sols cal que ens digui un sí o un no verificables.