DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

jueves, 22 de junio de 2017

Aprender a aprender, ¿una estupidez?


La relación y síntesis entre conceptos es la consecuencia en pensar y estructurar mejor los apuntes, trabajos de curso y respuestas en exámenes. En eso un profesor de Ciencias para el Mundo Contemporáneo retaba a sus bachilleres cada semana con una pregunta enigmática que requería de una correcta relación y síntesis entre varios conceptos impartidos. Preguntas como ¿qué hay más allá del polo norte? ¿qué fue antes el huevo o la gallina? O ¿qué hay hacer antes de aprender a aprender?, escondían todo un corolario de piezas que sin tenerlas en cuenta la respuesta se hacía huidiza. Primero se debía recordar que era una tautología o pensamiento circular, después que la ciencia está llena de preguntas incorrectas e incapaces de saltarse un pez que se muerde la cola al mezclar conceptos que son lo mismo, y finalmente que hay que alejarse del árbol para ver el bosque. La solución residía en plantear una pregunta mejor y de mayor amplitud que el huevo y la gallina, por ejemplo quienes fueron los primeros vertebrados en reproducirse por huevos, algo que daba con el origen del dueto huevo y gallina, los antepasados de los peces. En el caso del más allá del norte se respondía el sur pero, y más allá de éste, otra vez el norte, por tanto había que alejarse del árbol y ver otra vez el bosque planteando una nueva pregunta de mayor calado, ¿por qué norte y sur se enlazaban cíclicamente? La respuesta obvia es que nuestra Tierra se asemeja a una esfera. Y finalmente en el caso qué hay hacer antes de aprender a aprender, sería nuevamente aprender como aprender, algo que nos lleva al absurdo del infinito de aprenderes antes de otros aprenderes.

En resumen, y en cualquier tautología, existen dos conceptos que son lo mismo y que nos arrastran a un absurdo círculo vicioso. Huevo y gallina son la misma especie, sur y norte definen la vuelta a la misma Tierra y aprender a aprender es la más evidente igualdad para cualquier humano sensato. En pedagogía es otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario