DESCARGAR LAS OBRAS DEL AUTOR/DESCARREGAR LES OBRES DEL AUTOR

+SABER / +PENSAR / -TEORIA

viernes, 9 de diciembre de 2016

66. Finlandia en caída libre

Durante los años sesenta el sistema educativo de Suecia era uno de los mejores de Europa. El nivel de exigencia en contenidos desde infantil y primaria estaban en la base de aquel éxito. En 1967, y con la llegada de Olof Palme como ministro de educación, todo cambió. Él y su equipo consideró que se enseñaban demasiadas cosas en los colegios y redujo el currículum. Durante los cuarenta años posteriores el fracaso escolar se disparó hasta volverse crónico. El ejemplo anterior parece que esté detrás de los resultados de Finlandia a partir del 2009. Entre ese año y el 2012 Finlandia cayó 23 puntos en las pruebas PISA en sus disciplinas reina, matemáticas y lengua. El gobierno finlandés atribuyó tal receso al aditivo de una corteza arbórea en las leches de los biberones, algo que afectó cerebralmente a una generación de estudiantes. Pero para el analista José Manuel Lacasa existía otra explicación mucho más lógica y universal. Él se inspiró en otro analista, Pasi Sahlberg, quien dijo en 2009 que Finlandia caería en 40 puntos en Matemáticas. Por ahora ya ha perdido 43 y no por leches adulteradas sino por razones pedagógicas, ¿cuàles fueron? Pues Lacasa demostró en 2010 que los países con currículos rigurosos y homogéneos desde infantil, independientemente de la riqueza del país, de los factores sociales, de la formación docente o de las pedagogías aplicadas, obtenían mejores resultados en PISA que las naciones o regiones con contenidos escolares menos estrictos y más dispares entre sus centros. Casualmente Finlandia había debilitado su currículum en 2004 bajo la batuta de muchos pedagogos. Éstos afirmaban que se estaban enseñando demasiadas cosas a los escolares y que ello los alienaba. Además Finlandia había dejado que cada centro adaptara el currículum a enseñar según sus propios criterios. En fin que el debilitamiento del currículum nacional provocó la disminución de la exigencia, el acomodo de muchos alumnos y el consecuente descenso en conocimientos. Pero la autonomía de centros establecida en Finlandia causó también que cada escuela creara su propio currículum de contenidos apareciendo así centros educativos con dispares velocidades de enseñanza. En conjunto, eso explicaba la caída en PISA de Finlandia y quizás el declive de su fama como modelo educativo. Cabe preguntarse que hizo el gobierno para resolver esta situación. Pues en 2014, y con las facultades de matemáticas quejándose del receso en cálculo de los nuevos alumnos, el ministerio de educación dictaminó reducir todavía más el currículum escolar. Para ello el gobierno contrató a más pedagogos y debilitó aún más el currículum con la esperanza de mejorar en PISA. Durante las V Jornadas de Secundaria en noviembre de 2016 Lacasa lanzó un pronóstico en Barcelona, que Finlandia volvería a caer en los próximos resultados PISA. El 6 de diciembre de 2016 se publicó el informe PISA y la sorpresa fue decepcionante. En lectura menos cinco puntos, en matemáticas menos diez y en ciencias menos once. Es decir, Lacasa acertó y su hipótesis que debilitar el currículo traía consigo la caída de competencias y conocimientos cogía cada vez más forma. Finlandia había caído más de treinta puntos en seis años. Añadamos que Singapur, con un currículum elevado y homogéneo en todos sus centros, ganaba de panadera a todos los países del mundo. Pero la sorpresa la estaba dando un país modesto cuyo refuerzo en contenidos estaba dando su fruto. Estonia ya llevaba años viendo aumentar sus resultados en PISA. Lo sorprendente seguía siendo que, educativamente, se hablaba mucho más de Finlandia que de este pequeño estado, más si ahora aventajaba con creces a unos fineses dormidos en sus laureles. La caída de Finlandia en lectura, ciencias y matemáticas era como el Rey desnudo. Los prejuicios vanagloriaban sus vestimentas pero la observación delataba su falsedad.

3 comentarios:

  1. La pregunta és, volem basar el nostre futur en les proves PISA? Proves que evaluen unes competències i matèries i en deixen d'altres de banda (quin criteri se segueix? qui decideix què avaluem? Pot ser que la resposta sigui el Sr, Capitalisme? No està prou clar que aquest model ha fracassat de la mateixa manera que ho va fer el comunisme?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PISA no valora en valors absoluts, cert, però sí ens informa clarament de qui va millor o pitjor respecte als altres. El nostre sistema educatiu fa anys, i en totes les PISA, que va per sota de les mitjanes europees. L'educació no és un tema de capitalisme, comunisme o qualsevol altre isme, és la preparació el més objectiva possible de l'individu per tal que pugui escollir quin isme vol o no, entre moltes altres coses. Cal no caure en judicis senzills en tot això i observar amb calma les dades. PISA és una dada més, com els nostres índex de repetició el doble de la mitjana europea. Tot plegat ens indica que no progressem adequadament dins o fora del nostre capitalisme.

      Eliminar
  2. PISA no valora en valors absoluts, cert, però sí ens informa clarament de qui va millor o pitjor respecte als altres. El nostre sistema educatiu fa anys, i en totes les PISA, que va per sota de les mitjanes europees. L'educació no és un tema de capitalisme, comunisme o qualsevol altre isme, és la preparació el més objectiva possible de l'individu per tal que pugui escollir quin isme vol o no, entre moltes altres coses. Cal no caure en judicis senzills en tot això i observar amb calma les dades. PISA és una dada més, com els nostres índex de repetició el doble de la mitjana europea. Tot plegat ens indica que no progressem adequadament dins o fora del nostre capitalisme.

    ResponderEliminar